sábado, 15 de enero de 2011

"Huelga a la japonesa" del Barça al fútbol mundial

Se dice que realizar una "huelga a la japonesa" es trabajar y trabajar sin parar, practicando un nivel mucho mayor al que está acostumbrado la persona que lo practica.
Si vemos el trabajo y el nivel del Barcelona a estas alturas de temporada observamos cómo, con pasos agigantados, ha ido incrementando su nivel de fútbol. Bien es cierto que el equipo comandado por Pep Guardiola inició desde la tercera jornada, postrera a la única derrota, contra el Hércules, en lo que llevamos de campeonato, una "huelga a la japonesa" contra todos los equipos de nuestra Liga. Demostrando cada día más a lo que este equipo va a llegar con su espectacular manera de practicar el fútbol.

Todo esto empezó desde que el equipo encajara su primera y única, hasta ahora, derrota del campeonato. Era la segunda jornada de Liga, un Hércules que fue al Camp Nou a dar la campanada, marchándose de allí cumpliendo su objetivo. Un partido en el que al Barcelona se vio muy poco, dañado por el "Virus FIFA" quizás, pero que repito, mostró muy poco su buen juego ante un Hércules que supo plantar cara. Desde aquel partido, el Barcelona ha sido otro.
Un equipo que está batiendo todos los récords históricos, además de demostrar victoria tras victoria que es el mejor equipo del mundo a lo que a la practica del fútbol se refiere.

Un equipo hecho "piña" gracias al esfuerzo de todo el cuerpo técnico y, por supuesto, a las ganas y a la garra de todo y cada uno de los jugadores que forman la plantilla. Desde la portería hasta los fisioterapeutas, que seguramente pasen desapercibidos pero son unos de los máximos causantes de que este equipo sea el mejor del mundo.

La portería está bien protegida por su guardián, Víctor Valdés demuestra cada día el por qué de ser uno de los mejores porteros del mundo. Le sigue Pinto, que con su buen afán de trabajador cumple cuando tiene que hacer su tarea.
La zaga defensiva está liderada por una pareja muy peculiar, Carles Puyol y Gerard Piqué traen de cabeza a todos los delanteros sin dejar que ninguno de estos se aproxime al área de castigo del Barcelona. Por el carril derecho, Dani Alves, que mientras defiende su carril, al mismo tiempo destruye el carril contrario. Fuerza y velocidad en estado puro. En la banda izquierda poco y, a la vez, mucho que decir, Abidal y Maxwell se otorgan el derecho de liderar esa banda, o bien uno o bien otro defienden su territorio con mucha sangre y coraje.
En la zona de creación de juego poco que decir que ya no se sepa. Sergio Busquets acompaña a los dos mejores del mundo, el maestro Xavi Hernández y don Andrés Iniesta. Magnates del balón, malabaristas del fútbol...le dan al fútbol la esencia que necesita. Junto con Leo Messi, llevan el motor del equipo a la hora de lo que más les gusta, jugar al fútbol. Jugadores como Mascherano, Keita, Thiago, Jonathan o, incluso la nueva incorporación invernal, Afellay, les ayudan cuando sus fuerzas se agotan para que el Barcelona no pierda su magnífico juego.
Delante de ellos y detrás de los ''cazagoles'' culés, se encuentra Leo Messi. Bicampeón de balones de oro, máximo goleador del equipo, máximo asistente del equipo y, lo que es más importante, mejor jugador del planeta. Melodía en movimiento, le da a Pep Guardiola las últimas notas para terminar de componer su sinfonía. Solo decir que espectacularmente espectacular.
Para terminar la sinfonía de Guardiola, David Villa y Pedro Rodríguez, 'Pedrito', cazan todos los balones que les llegan desde las botas de los Xavi, Iniesta y cia, para maquillar los resultados y anotar todos los goles posibles. No solo anotan goles sino que también, cómo no, participan en la construcción del buen juego del Barcelona, ayudando en los movimientos sin balón y en las entradas al área. Acechando está Bojan Krkic, el niño prodigio del Barcelona, que cada vez lo vemos más en el campeonato, ganándose las tantas oportunidades que le da Pep Guardiola. Buenísimos también los números de los atacantes de un equipo que poco tiene suspenso gracias, en mayor parte, a su director de orquesta, el gran Josep Guardiola.

Al paso que lleva, está claro que tendremos Barcelona para muchísimo tiempo, cosa magnífica para el fútbol. Lo más importante, al fin y al cabo, es que de ellos aprenden muchos niños, niños que en un futuro no dudéis que llegarán a ser como ellos, la que será la nueva generación de nuestro fútbol. Demostrando así que el fútbol español, gracias a equipos como Barcelona, Athletic, Villarreal o Sporting, puede presumir de canteras magníficas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada